espacio

Martes, 12 Agosto 2014 19:18

Once minutos de performance

LA CRÓNICA DE HOY

Once minutos de performance

     

Pancho López | Opinión | Fecha: 12-nov-06 | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 15:18:18

La mañana de ayer tuve la oportunidad de ver once performances seguidos, y es que a los artistas Mónica Mayer y Víctor Lerma se les ocurrió hacer un evento al que invitaron a otros artistas para hacer, como ellos mismos expresaron, performances breves, concisos y concentrados. Participaron Katnira Bello, Catalina Cárdenas, Omar González, Mauricio Guerrero, Víctor Lerma, Mónica Mayer, Luis Orozco, Elizabeth Romero, Lilia Soriano y Víctor Sulser, guardando un espacio por si había algún espontáneo. El reto era realizar una acción en un minuto, cosa que me pareció muy atractiva. Hubo de todo, desde la pieza aparentemente superficial donde el objetivo era mostrarse, es decir, mostrar el cuerpo, la belleza y presumir los kilos perdidos (Elizabeth Romero), hasta la obra en la que se hizo una profunda revisión del miedo y el dolor ante una enfermedad tan terrible como lo es el cáncer (Víctor Lerma). Me tocó que metafóricamente me bajaran un pedacito de cielo y lo pusieran en mi mano, usando un papel azul con dibujitos de nubes (Catalina Cárdenas); también observamos cómo un artista hablaba de la erosión usando sus manos sobre una pared. Ya tenía preparado un perfecto cuadro hecho con cinta, que pegó cambiando conceptual y visualmente el cuarto (Omar González). También vimos a un presidente, que ni electo ni legítimo, aventó y comió confeti desde un sui generis balcón presidencial para hacer un comentario acerca de todo lo que pasa en nuestra política (Víctor Sulser). Al final hubo una charla entre los artistas y el público, actividad que ayudó a esclarecer muchas dudas y tópicos entre la concurrencia. verdaderamente este tipo de juntas portperformance son útiles para hilar muchos de los cabos que pueden quedar sueltos en las presentaciones, sin embargo, no en todos los casos se pueden hacer. La cita fue en Pinto mi Raya (González de Cosio 17), casa y estudio de los Mayer-Lerma, un espacio que recuerdo siempre con mucho cariño pues fue uno de los primeros lugares donde vi y presenté acciones. Hace muchos años un grupo de artistas pernoctamos ahí, junto a un ataúd en el jardín en medio de extraños actos en los que enterramos todo tipo de fantasmas personales y también, en otra ocasión, fuimos el soporte ambulante de una divertida muestra de obras en gafete… ¡Qué tiempos aquellos! Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://www.cronica.com.mx/notas/2006/270846.html

Visto 2795 veces