DE ARCHIVOS Y REDES

UN PROYECTO ARTÍSTICO SOBRE LA INTEGRACIÓN Y REACTIVACIÓN DE ARCHIVOS

Inicio

DE ARCHIVOS Y REDES es un proyecto de producción artística a partir de la integración y reactivación de archivos de la artista visual mexicana Mónica MayerEl objetivo del sitio es documentar el proyecto y establecer un espacio de reflexión y diálogo en torno a temas como arte, archivo, activismo y feminismo. El proyecto consta de las siguientes “visitas” a archivos y/o centros de documentación, a partir de las cuales Mayer ha realizado distintas acciones:

VISITA AL ARCHIVO DE OLIVIER DEBROISE

VISITA AL ARCHIVO DE ANA VICTORIA JIMÉNEZ

VISITA AL ARCHIVO DE PINTO MI RAYA (a su vez subdividido en las acciones El Tour, El Taller y El Archivo Personal de Pinto mi Raya)

VISITA AL ARCHIVO DE EX TERESA

VISITA AL ARCHIVO DEL CHOPO

Cada uno de estos proyectos está documentado en este blog a manera de bitácora o diario de cada una de las visitas. En la columna derecha encontrará la liga a cada visita o, si prefiere seguir cronológicamente el proyecto y sus entrelazamientos, lo puede hacer siguiendo el calendario en la parte superior derecha.

Así mismo, en esta columna encontrará otros tres rubros: RED DE ARTE Y ARCHIVOS, PIEZAS SUELTAS y LA BITÁCORA. El primero documenta el proceso de crear una red de arte y archivos a lo largo del país como parte del proyecto y que se dio a través de diversas conferencias y cursos. En el segundo se documentan una serie de pequeñas piezas sueltas surgidas a partir del proyecto y en el último rubro se incluyen reportes de conferencias, exposiciones o eventos relacionados a los temas de arte y archivo.

Por último, en LINKS encontrará un listado de textos y otro de proyectos afines.

 DE ARCHIVOS Y REDES dio inició en la ciudad de México en 2011.  

Artículos recientes
Martes, 06 Octubre 2015 08:31

Dos talleres, un camino

Escrito por

Los últimos dos talleres sobre arte y archivo que he dado han sido en festivales nuevecitos de performance.

Para mí, ambos talleres son parte del proyecto De archivos y redes que empecé en 2012 y con el cual ingresé al Sistema Nacional de Creadores. Sus resultados están ampliamente registrados en este blog que sigue creciendo porque el FONCA me renovó la beca a partir de agosto. El componente “talleres” está registrado bajo el rubro Red de arte y archivos cuyo objetivo se explica solo. Sus principales elementos son los talleres y el grupo en FB Taller de Arte, Memoria y Archivo que cuenta con poco más de 1,500 miembros.

El primer taller, que se llamó Performance y archivos: ¿moda o cambio de paradigma en el arte?, fue durante el festival Corpórea en Zacatecas que dirigió Adriana Isis Pérez y se llevó a cabo del 29 de junio al 4 de julio. Es la primera edición del festival.

10498323 1606869072926132 5026418736192536658 o

El segundo taller, Archiva: archivos, género y performance, se dio en el marco del Festival Internacional de Arte Acción Mujeres en Ruta del 10 al 12 de septiembre y fue organizado por la Plataforma de Arte Acción Estación Corregidora, dirigida por Fausto García. Es su primer festival de performanceras.

11942231 569188049886301 8515243215056359533 o

Confieso aquí, sin ningún recato, que siempre doy el mismo taller (y no), aunque le cambie el nombre. Confieso también que estos talleres realmente no son talleres, sino performances. Me explico.

Mis talleres siempre son sobre los temas que he trabajado desde el arte, la teoría y la pedagogía durante décadas, como arte y feminismo o arte y archivo. Mi metodología es poner a disposición de los participantes mi información y experiencia sobre el tema, escuchar sus inquietudes e intereses y crear un espacio de diálogo para compartir ideas, experiencias y sentimientos que nos enriquezcan a todos. Siempre parto de la misma estructura, pero cada taller es completamente diferente porque yo sigo ampliando mi información sobre estos temas (mis power points van crece y crece) y porque cada grupo es distinto.

Así mismo, planteo que estos talleres son parte de mi producción artística ya que, cuando son talleres convencionales son elementos de una pieza más amplia, que en este caso es el proyecto De archivos y redes. Yo defino este tipo de piezas como “proyectos visuales” y he venido trabajando esta modalidad de acción desde finales de los 70’s.

En otras ocasiones, como en esta, los talleres además fueron activaciones de un performance que forma parte del proyecto visual.

Por ejemplo, en ambos talleres usé la conferencia Archiva: obras maestras del arte feminista en México como base para hablar de las problemáticas del archivo, el sexismo y el arte feminista. Ambas fueron activaciones de la pieza en formato taller. También las ha habido en modalidad conferencia, performance y exposición.

Por tratarse de su primera edición y porque entre los participantes había varias personas que han dirigido festivales de performance, en el taller en Corpórea, nos centramos en las broncas de documentar un festival: ¿Qué se quiere documentar? ¿Quién va a documentar? ¿A quién le pertenecen los derechos de la documentación? ¿En qué forma se puede documentar además de foto y video? ¿Cómo documentar el performance desde el performance a través de la reactivación y la interpretación? ¿Cómo conservar y difundir esa documentación? La discusión fue sabrosa y estuvo salpicada de las clásicas historias de horror de quienes hemos organizado y documentado festivales.

        20150629 171403 11707377 10153055452711884 7584984935380169288 n

En el taller en Mujeres en Ruta lo trabajamos a partir de Archiva, pero también reactivamos I Mexican women performance artists. Como trabajamos durante los 3 días del festival, nos fue posible ver el trabajo de las otras artistas antes de presentar los resultados del taller, programados para el último día por lo que decidimos hacer eco de sus piezas. De alguna manera nuestras acciones documentaban o hacían referencia a las de ellas. Utilizamos las camisetas de mi performance como aglutinante visual, subrayando el hecho de que estábamos en un festival de mujeres. Fue una pieza colectiva en la que cada quien desarrolló su propia propuesta.

Por ejemplo, en sus piezas, Elvira Santamaría (A la medida humana) y Ruth Vigueras (Diseminadas) utilizaron rosas como uno de sus elementos. A partir de esto, una de las participantes en el taller realizó una acción en la que fue haciendo recortes a su ropa en forma de pétalos y dejándolos en el camino.

 IMG 6963  IMG 6976 foto armando villavicencio                     Fotos: Mónica Mayer                                                Foto: Armando Villavicencio.

Cabe mencionar que todos los performances del festival aludían, directa o indirectamente, a la violencia de género en Querétaro puesto que en los últimos años se ha agudizado: según datos oficiales, de 2009 a la fecha más de 1270 jovencitas han desaparecido y hay casos de amenazas serias a quienes han denunciado esta situación. En el festival hubo espacios intensos de diálogo entre artistas y activistas. Las camisetas también nos sirvieron para denunciar esta situación.

                                IMG 7003  IMG 7064

    Fotos: Mónica Mayer

 Por su parte, Fausto García, se puso la camiseta y se echó un palomazo, reinterpretando la poética pieza de Marie Sol Payró (Lo único estable es la impermanencia) en la que traza con agua una efímera ruta sobre el piso caliente, sólo que él escribió la palabra “desaparecias”, convirtiéndola en un grito ahogado.

                                             IMG 6978  IMG 7093

Fotos Mónica Mayer

Así mismo, uno de los elementos de la pieza de Christine Brault (Acá como allá, todas somas hijas de maíz) consistió en tatuarse en los idiomas oficiales de nuestro continente la leyenda: ¿Dónde están ellas?, acción que emularon con plumón varios de los participantes del taller durante la acción en el Jardín Guerrero.  

                foto luz Vanegas accion Christine Brault   foto fausto garcía

  Fotos Luz Vanegas   y Fausto García

Como comentario final, notarán que no incluí los nombres de los y las participantes en el taller a cuyas piezas me refiero. No los anoté y, con mi memoria de chorlito ya se me olvidaron. Yo misma tendré que tomar uno de mis talleres en los que el punto número uno siempre es que hay que guardar la información desde un principio. Prometo tratar de conseguirla.

 

Viernes, 02 Octubre 2015 12:08

Mi primera exposición en internet, allá por 1995

Escrito por

Hace 20 años expuse por primera vez en internet y, por lo que dice el texto que escribí al respecto, también fue la primera vez que navegué por este mar de información en el que hoy habito.

mi primera expo

Muriel Magenta, una artista de nuevos géneros que trabaja con video, tecnología web y performance multimedia, me invitó a enviar una pieza para su proyecto The World’s Women On-Line!, un archivo que se presentó de manera paralela a la Conferencia de Naciones Unidas en Pekin, en el Museo de Mujeres artistas en Washington y en la Universidad de Arizona y naturalmente acepté: la idea de fortalecer el archivo de la obra de las artistas siempre me ha interesado y la nueva tecnología me tenía fascinada.

Sorprendentemente, el proyecto sigue vivo y ahí está la imagen de la electrografía que envié.

El año pasado tuve mi primera individual en internet. En este caso fue en el Museo de Mujeres Artistas Mexicanas, el MUMA

Este museo es un sitio sobre mujeres artistas en internet que fundó Lucero González hace siete años. Desde el principio me integré al consejo y he colaborado con este esfuerzo de diferentes maneras. No podía negarme: la idea de fortalecer el archivo de la obra de las artistas siempre me ha interesado y qué mejor que usar la tecnología para potenciar sus alcances.

Mi exposición individual se llama Rayando: dibujos de Mónica Mayer. Un ensayo a tres voces. La curó Karen Cordero e incluye textos suyos y de Deborah Dorotinsky.

Escribo este texto porque me sigue sorprendiendo internet por la posibilidad que nos ha abierto de reunirnos a pesar de la distancia y, aparentemente, también del tiempo.

 

Sábado, 26 Septiembre 2015 21:54

Receta para una crítica de arte chatarra

Escrito por

Receta para una crítica de arte chatarra

Utilícese en caso de que quiera reconocimiento rápido o no tenga tiempo o capacidad para hacer bien su chamba:

1.- Busque un tema taquillero, como el arte contemporáneo, las becas o el feminismo, pero nunca está de más tirarle a los políticos o a la iglesia.

2.- Arremeta virulentamente contra ellos.

3.- No ofrezca datos o nombres. 

4.- Ni de relajo proponga soluciones.

5.- Póngale un buen título al artículo para que sus lectores tomen partido sin molestarse en leer.

6.- Siéntese tranquilamente a descansar sabiendo que nadie le cuestionará.

QUEMAR
 
CUESTIONARIO PARA PROPIETARIOS DE 
ARCHIVOS DE ARTE SILVESTRES*
 
1.- ¿Tienes conciencia de la importancia de tu archivo?
 
2.- ¿Lo tienes ordenado y/o catalogado?
 
3.- ¿Tienes familiares, amigos o cómplices profesionales que entiendan su valor?
 
4.- ¿Tu archivo es consultado y reactivado?
 
5.- ¿Tu archivo cuenta con la infraestructura mínima para que se conserve bien?
 
6.- ¿Tienes recursos para conservarlo a largo plazo ya sea física y/o digitalmente?
 
7.- ¿Ya hiciste un testamento en el que se defina claramente su destino a tu muerte?
 
8.- ¿Si decidiste donar tu archivo, ya firmaste los documentos necesarios y te aseguraste que no lo van a arrumbar?
 
9.- ¿Vives en un país en el que las instituciones aprecian los archivos y les otorgan los presupuestos mínimos necesarios para que se conserven y se puedan consultar?
 
10.- ¿Ya tienes una santa de tu devoción a la cual encomendarte para que, aún cuando tengas todo lo anterior tu archivo sobreviva desastres naturales y/o políticos?
 
Si no respondiste afirmativamente a por lo menos 10 de las preguntas anteriores:
 
 
¡QUÉMALO!
 
 
* Un archivo de arte silvestre es aquel que ha reunido voluntaria o involuntariamente un o una artista, según sus habilidades personales, se encuentra en mejor o peor estado de conservación y catalogación.
 
 

collage intimo001

 Invitación. Archivo Pinto mi Raya. De izquierda a derecha: Carmen Cárdenas, Mónica Mayer, Luis Vidal, Rosalba Huerta, Lucy Santiago y Esperanza Balderas.

Hace muchos, pero muchos años, en 1977, expuse por primera vez en la Casa del Lago. En ese momento todavía estudiaba en San Carlos (alias la ENAP, hoy la FAD) y vimos una convocatoria a presentar proyectos de exposición. Varios amigos nos integramos como el grupo ANA (Artistas neuróticos anónimos) y enviamos una propuesta. Si mal no recuerdo lo conformábamos Lucy Santiago, Rosalba Huerta, Víctor Lerma, Luis Vidal, Tomás Caldera y yo.

Era la mera época de los grupos. Entre nuestros cuate

s estaban los alumnos de Sebastián que formaron la Rolloteca, los de grupo SUMA y otros que se conformarían, como Tetraedro y Março. Creo que habíamos oído hablar de Proceso Pentágono, Mira y el No Grupo. Integrarse en colectivos, aún para los que no teníamos en ese momento muy claro porqué o para qué, era la onda.

El gusto nos duró poco. El jurado de la convocatoria decidió que se expusiera nada más el trabajo de las artistas y a ellos los rechazaron. Así se dio la p

rimera exposición abiertamente de arte feminista en México.

Tuvimos que rehacer la propuesta de exposición y quedó muy bien explicada en la invitación, que sigue gustándome porque muestra nuestro proceso a manera de conversación. Feminista el contenido y la forma.

expo arte feminista 77004

expo arte feminista 77005

Nos fue muy bien en aquella exposición, pero curiosamente, no había vuelto a exponer en este recinto universitario desde entonces.

Y, de repente, llega el 2015 y nos invitan tanto a Víctor como a mí a participar en 2 exposiciones diferentes, que se llevan a cabo casi simultáneamente. Sucedió de la siguiente manera.

 

La bandera

Batiente-7

Un buen día, a principios de año, nos habló Víctor Palacios, curador de la Casa del Lago invitándonos a participar en su proyecto Batiente, al que han invitado a diverso artistas como Mauricio Limón, Magali Lara y Laurenana Toledo a diseñar una bandera que ondea desde lo alto del recinto durante 3 meses.

Después de darle muchas vueltas en la cabeza al proyecto y, ante lo que implica hacer un objeto de esta naturaleza y la imposibilidad de alterar la estructura del asta para cambiar su significado (cosa que se nos antojaba mucho), decidimos darle continuidad a nuestro proyecto YO NO CELEBRO NI CONMEMORO GUERRAS por considerar que tenía sentido para éste y también para la colección de banderas que está constituyendo la Casa del Lago.

Además de la bandera, propusimos la siguiente acción:

“DESCRIPCIÓN:

Habrá 4 mesas con sus respectivas sillas distribuidas en las áreas externas de la Casa del Lago, de preferencia donde haya sombrita. Cada mesa estará adornada con una o dos banderitas con la leyenda “YO NO CELEBRO NI CONMEMORO GUERRAS”.

12.30 – 12:45 Se izará la bandera.

Se invitará al público a sentarse en estas mesas (10 personas máximo por mesa, incluyendo al coordinador) para participar en una discusión sobre la celebración y conmemoración de las guerras como una forma de transmitir conocimiento y valores sociales basados en lo bélico. En cada mesa se tratará de llegar a una propuesta de saludo a ESTA bandera.

A cada participante se le regalará una camiseta para que se la ponga durante el evento y se le tomará una fotografía con ella que se subirá a internet, de preferencia en ese momento.”

Las cosas sucedieron como planeado. Como coordinadoras de las mesas invitamos a nuestras queridas amigas y cómplices Liliana Marín y Katnira Bello, que no necesariamente están de acuerdo con nuestras ideas, pero son buenísimas para hacer que la gente se comunique y el chiste no era convencer, sino dialogar. Yuruen Lerma y Brenda Hernández Novoa se encargaron de la fotografía, producción y coordinación con el entusiasmo y profesionalismo acostumbrados. Y también llegó a documentar nuestro querido Antonio Juárez, el fotógrafo especialista en performance. De la Casa del Lago tomaron fotos y video, y estuvieron subiendo imágenes por twitter

.batient    batiente 2

 Las mesas de discusión se llenaron rápidamente. Todos se pusieron la camiseta físicamente y algunos también simbólicamente. Había conocidos que llegaron a acompañarnos, pero también se integraron personas que iban caminando por el parque. Las discusiones fueron intensas, pero siempre amables. Después se izó la bandera e invitamos a quienes participaron en las mesas a subir al micrófono a compartir lo que celebran en su vida cotidiana. Para terminar cada quien propuso un saludo a esta bandera.

   MG 9102 copia  MG 9108 copia  MG 9060 copia

Liliana Marín, Katnira Bello y Víctor Sulzer con Alter

     MG 9019 copia  MG 9029 copia  MG 9197 copia  

 MG 9317 copia  MG 9327 copia  MG 9388 copia  MG 9412 copiaFotografías: Yuruen Lerma

 

El final feliz

image

Unos días después de la primera invitación a participar en una muestra en la Casa del Lago, nuestro querido colega Felipe Zúñiga, en este caso fungiendo como curador, nos invitó a la exposición Tres pies; el enigma de la sucesión. Envejecimiento y retiro.

El proceso fue difícil y Felipe nos tuvo mucha paciencia. Si bien no nos hemos retirado (y espero que no lo hagamos próximamente), nos pareció interesante la invitación por aquello de que ya tenemos credencial del INAPAM. Podíamos abordar el tema por muchos ángulos desde la memoria y la precariedad económica, hasta el archivo, que si mal no recuerdo es por lo que él y Víctor Palacios decidieron invitarnos. Pero esos días estábamos concentrados en el Proyecto LA y por más que Felipe nos explicaba qué les interesaba, nosotros no podíamos salirnos de nuestro carril.

El Proyecto LA tiene que ver con la documentación de los performances que hemos venido haciendo Lerma y yo desde hace 40 años sobre nuestra relación personal. De hecho, hace unos cuantos días, el 16 de septiembre, cumplimos cuatro décadas de estar juntos. Después de mucho pensar, no se nos ocurría nada.

Recurrimos a lo que solemos hacer cuando las ideas nada más no salen. Nos pusimos a hacer otra cosa. A veces nos ayuda investigar, pero otras, lo mejor es irnos a dormir y dejar que las ideas se asienten. El proceso puede ser corto o largo, como en este caso. Platicamos mucho y no sucedía nada. Yo sólo tenía una sensación física difícil de definir. Un deseo inquieto. Nos fuimos de viaje y regresamos sin una propuesta. Lo que es más, hasta se nos había olvidado de qué habíamos hablado con Felipe, a quien ya para entonces le había quedado claro de que en nuestro caso aquello del envejecimiento no era metafórico. Por fin, un buen día la sensación pasó otro plano y pude verbalizar que lo que realmente quería hacer era un video en el que Víctor y yo apareciéramos en distintos lugares de nuestra casa/archivo abrazándonos.

Felipe nos puso en contacto con Genaro Recabarren porque ha trabajado cuestiones de memoria oral y necesitábamos alguien que supiera escuchar, incluso el espacio. Vino, hablamos, acordamos y nos pusimos a trabajar. Ya teníamos el tiempo encima. Nos hizo, hicimos, un video que me conmueve. Además nos hicimos amigos.

6

 

22 de septiembre de 2015.

Mónica Mayer