DE ARCHIVOS Y REDES

UN PROYECTO ARTÍSTICO SOBRE LA INTEGRACIÓN Y REACTIVACIÓN DE ARCHIVOS

Inicio

DE ARCHIVOS Y REDES es un proyecto de producción artística a partir de la integración y reactivación de archivos de la artista visual mexicana Mónica MayerEl objetivo del sitio es documentar el proyecto y establecer un espacio de reflexión y diálogo en torno a temas como arte, archivo, activismo y feminismo. El proyecto consta de las siguientes “visitas” a archivos y/o centros de documentación, a partir de las cuales Mayer ha realizado distintas acciones:

VISITA AL ARCHIVO DE OLIVIER DEBROISE

VISITA AL ARCHIVO DE ANA VICTORIA JIMÉNEZ

VISITA AL ARCHIVO DE PINTO MI RAYA (a su vez subdividido en las acciones El Tour, El Taller y El Archivo Personal de Pinto mi Raya)

VISITA AL ARCHIVO DE EX TERESA

VISITA AL ARCHIVO DEL CHOPO

Cada uno de estos proyectos está documentado en este blog a manera de bitácora o diario de cada una de las visitas. En la columna derecha encontrará la liga a cada visita o, si prefiere seguir cronológicamente el proyecto y sus entrelazamientos, lo puede hacer siguiendo el calendario en la parte superior derecha.

Así mismo, en esta columna encontrará otros tres rubros: RED DE ARTE Y ARCHIVOS, PIEZAS SUELTAS y LA BITÁCORA. El primero documenta el proceso de crear una red de arte y archivos a lo largo del país como parte del proyecto y que se dio a través de diversas conferencias y cursos. En el segundo se documentan una serie de pequeñas piezas sueltas surgidas a partir del proyecto y en el último rubro se incluyen reportes de conferencias, exposiciones o eventos relacionados a los temas de arte y archivo.

Por último, en LINKS encontrará un listado de textos y otro de proyectos afines.

 DE ARCHIVOS Y REDES dio inició en la ciudad de México en 2011.  

Artículos recientes

Aquí se encuentra la documentación del proyecto Archiva: Obras maestras del arte feminista en México de Mónica Mayer.  El proyecto consistió en la creación de un archivo de artista con información del trabajo de 74 artistas y en una serie de performances, talleres y conferencias performanceadas y es parte de un proyecto más amplio que se llama Visita al archivo de Ana Victoria Jiménez.

ARCHIVA: Obras maestras del arte feminsita en México

Archiva y El Descuartizadero

Archiva: arte, archivos y género (el taller)

¡¡¡¡Arrancan!!!! o....

Visita al Archivo de Ana Victoria Jiménez en el Museo de la Mujer

Archiva en el IX Encuentro Nacional Feminista

Archiva en el MUAC

Una visita relámpago de Archiva a Tijuana

Archiva: tres apariciones más 

ARCHIVA: Obras maestras del arte feminsita reaparece ¿y se despide?

ARCHIVA: la última y nos vamos

 

Lunes, 03 Abril 2017 17:54

ELIZABETH ROMERO, LA CORRESPONSAL

Escrito por

Uno de los proyectos en los que más colaboramos con Elizabeth Romero fue Pinto mi Raya: un espacio donde las artes visuales suenan que fue un programa en ABCradio (760 AM) que se transmitió del 4 de junio de 2001 al 14 de febrero de 2002.

Romero fue nuestra corresponsal y sus participaciones eran por teléfono. Profesional como era, siempre nos enviaba el texto que iba a leer antes para que nosotros estuviéramos preparados para seguir la conversación. Están en nuestro archivo al igual que copias digitales de todos los programas que también se encuentran en el Centro de Documentación de Ex Teresa.

Hoy les comparto la colaboración de Elizabeth en el programa #6 transmitido el 2 de julio de 2001 en el cual entrevistamos a Dante Hernández Miranda sobre su libro Pola Weiss. Pionera del videoarte en México, y su colaboración consistió en contextualizar esa época. Aquí lo pueden escuchar.

Y abajo les comparto algunos de sus textos.

 

Pinto mi raya/Radio ABC/10.09.01/Elizabeth Romero

Tómbola

Quizá los radioescuchas conozcan el programa Tómbola que pasa TV Azteca los domingos en la noche. Se trata de un talk show en el que cuatro periodistas del espectáculo interrogan a mansalva a otros tantos miembros de la farándula, o bien figuras controvertidas, puede estar lo mismo Serrano Limón --de Pro Vida-- que Sasha Montenegro peleando por un "ranchito" de varios millones de dólares, el modisto Julio Chávez o Adela Fernández --la hija del Indio-- y se supone que hablan de todo: cirugías plásticas, opciones sexuales, infidelidades, marrullerías varias.

El domingo 2 de septiembre estuvo en el programa Rocío Boliver, actriz también conocida como "La congelada de uva". El gancho del programa era que en algún momento de la transmisión, ella realizaría un performance; como ninguno de los entrevistadores había visto nunca uno y como en la información previa manejada en las tarjetitas se decía que ella era muy atrevida, que se desnudaba, que se había presentado en la Semana Cultural Gay, se creó en el público una expectativa falsa.

A la hora de la hora, La Congelada no pudo dar una definición de su trabajo y amenazó con que todo quedaría explícito cuando ella hiciera el performance. Se levantó de su lugar y tomó trozos de cinta canela con los que cubrió la boca de tres de sus entrevistadores, la cuarta se lo impidió, la Congelada insistía, la periodista manoteó y le dijo que no quería que le pusiera nada, la Congelada la regañaba: "¿cómo quieres saber qué es un performance, si no quieres participar en él?" El momento fue algo molesto y finalmente la Conge decretó: "Esto que acaban de ver fue un performance". El público se desinfló, la periodista se mofó con un gesto, y La Congelada y su performance quedaron como bufones de segunda. Resulta muy triste ver estos espectáculos en vivo y francamente son de pena ajena verlos por televisión en cadena nacional. Extraño la Asociación Protectora del Espectador de Performance que formó Eric del Castillo en la primera mitad de los noventa.

Para Pinto mi raya, Elizabeth Romero

 

Pinto mi raya / Radio ABC/ 12.11.01/ Elizabeth Romero

Libros y codazos

La noche del jueves 8 pasado se presentó el libro Con el cuerpo por delante, 47882 minutos de performance, "Apenas un testimonio visual y nomenclátor (sic) básico..", en palabras de Guillermo Santamarina, de las nueve versiones de la ahora Muestra Internacional de Performance en Ex Teresa.

Al coctel en la cantina La Faena --espacio decadente e híbrido con sus vitrinas que guardan capotes, ternos, banderillas de pasadas glorias del toreo y ambientado con luces de disco y pantallas para video-- no asistió toda la comunidad de performanceros, que sin duda estará contenta con el libro --un tomo bien editado, bien diseñado, bien impreso--, pero no así con el río revuelto de los dimes y diretes que actualmente campean en torno al evento, al espacio y a los protagonistas.

Por un lado, hay un malestar genuino porque la Muestra se reduce en tiempo, en difusión, en calidad y la institución no logra salvar distancias con los artistas (apoyo técnico, recursos) y con el público (información, señalamientos, continuidad), por el otro, el afán de protagonismo de un tal Pancho López que, contrario a lo que dice la fábula "chiquito, pero matón", éste es grandote y rajón, ha ocasionado no malestar sino verdadera basca. Además de aventar la piedra y esconder la mano, es de los que patean el pesebre utilizando a ingenuos inverosímiles o bien a otros congéneres para que le engorden el caldo en su periplo imaginario hacia el poder y el control. Este sujeto, como no sabe que la ropa sucia se lava en casa, insiste en utilizar a los medios, más que para ventilar sus asuntos, para que publiquen su nombre en letras de molde y confirmar, leyéndolo, que está vivo.

En fin. Celebremos la aparición de un libro, pero preguntémonos por qué demoró tanto, por qué se rumora que la Muestra será bienal, por qué, como afirma Begoña Inchaurrandieta, "No se necesita que la Muestra de Performance sea un evento grandioso, pero es provocador por la indiferencia que, en algunos, causa."

En diciembre pasado, en el discurso que para tomar posesión como Director del Instituto Nacional de Bellas Artes pronunciara Ignacio Toscano, hizo mención del performance y lo ubicó en el mismo rango de otras disciplinas. Personalmente me acerqué a agradecerle esta inclusión. La publicación de este libro quizá refrenda ese compromiso; ahora tal vez convenga un diálogo con la comunidad.

Para Pinto mi raya, Elizabeth Romero

 

Pinto mi raya/ Radio ABC/ 08.10.01/ Elizabeth Romero

Otros espacios

La globalización intenta abatir las individualidades. Si el mundo es un mercado, se busca que los consumidores de ese mercado tengan las mismas necesidades, los mismos gustos, los mismos hábitos; homogenizar para vender. Así pues, las ideas de individualidad y pluralidad --entendida ésta como la inclusión de individualidades-- se ven amenazadas, acorraladas y a veces, desechadas. El proyecto neoliberal no da signos de cansancio, cuando ya las muchas y diversas sociedades del mundo desfallecen: endeudamiento que compromete a generaciones y generaciones, inflación acumulada de tres dígitos, privatización de universidades públicas, alimentos transgénicos, mano de obra barata como eufemismo de esclavitud. Las consecuencias de esta política se cuelan día a día, a veces de manera imperceptible, para afectar nuestra vida cotidiana en favor de la macroeconomía.

El arte y su sistema no quedan excluidos. Ante la reducción de presupuestos destinados a la educación y la cultura, las estrategias para resistir las interminables crisis y devaluaciones han sido constantes. Ahora que se habla de "ciudadanizar" y que están de moda los changarros conviene recordar que antes, mucho antes, algunos artistas visuales ya habían intentado abrir canales propios, cansados de la imposibilidad de tener acceso a los canales institucionales (museos, becas, fideicomisos) o por la mera gana de no pagar los porcentajes que descuentan las galerías privadas.

Exhibir en un museo implica que el artista produzca con sus propios medios la obra que presentará, esperar dos años o más para ser programado, encontrar patrocinadores si acaso quiere un catálogo y aceptar la condición de que en un museo no se vende obra, sólo se exhibe; su retribución por tanto es moral: el honor de haber expuesto en x museo, el acrecentar su currículum, la validación que otorga la institución.

Exhibir en una galería requerirá de una inversión mayúscula (producción de obra, renta de espacio, pago de invitaciones, catálogo y coctel) justificada por la suposición de que la obra será vendida, ya logrado esto, el artista deberá pagar un porcentaje de su venta a la galería.

Estos dos esquemas son válidos en el caso de que la obra interese a curadores y galeros, de lo contrario, el artista no exhibirá ni en un museo ni en una galería. Dado que las estéticas en boga son perfiladas por corrientes internacionales o bien a gusto y apreciación de curadores y funcionarios, y que resulta muy difícil encontrar lugares para exhibir si se es demasiado joven --pero también si se es mayor de 35 años-- y si además el artista no reside dentro de los marcos geográficos que las instituciones medianamente atienden, urge pues alentar el nacimiento y desarrollo de otros espacios, otros modos de legitimar y otras estrategias. Pidiendo una oportunidad para la paz.

Para Pinto mi raya. Elizabeth Romero

 

Pinto mi raya/ Radio ABC/ 11.02.02/ Elizabeth Romero

Adioses

Para una piscis ascendente piscis como yo es muy difícil resistirse a las lágrimas. Y cuando tengo que despedirme de algo que quiero mucho, me gana el sentimiento y quiero llorar. Pero antes de que el llanto pudiera traicionarme, quiero agradecer a Mónica Mayer y Víctor Lerma su invitación a colaborar en esta pieza de arte conceptual aplicado, que me ha permitido estar al aire frente a radioescuchas que quizá nunca pueda ver con mis ojos, pero que se volvieron cómplices y amigos con quienes tuve una cita cada quince días, a la que ninguno faltó. En estos meses, he tratado de compartir algunas de las cosas que me gustan o me disgustan, explicarme otras haciendo reflexiones en voz alta, o analizar hechos o ideas para tratar de entender el mundo. Estoy completamente convencida de que el arte sirve para pensar, y que el pensamiento, la inteligencia, la razón, el sentido del humor son armas también.

Me quiero despedir con algunas frases de artistas, tomadas de un libro que me acompaña desde hace muchos años, Los hermanos videntes de Paul Eluard, primer tomo de una serie de tres llamada Antología de escritos sobre el arte, de Editorial Proteo, (Argentina, 1967).

Dice Miguel Angel (1475-1564) en una carta dirigida a alguno de sus mecenas: "Su Señoría me hace decir que pinto y que no dudo de nada. Yo respondo que se pinta con el cerebro, y no con las manos; y quien no puede tener su cerebro libre, se cubre de vergüenza." Y Pablo Ruiz Picasso (1881-1973): "¿Qué creen ustedes que es un artista? ¿Un imbécil que sólo tiene ojos si es pintor, orejas si es músico, o una lira en todos los recovecos del corazón si es poeta, o inclusive si es boxeador, sólo músculos? Muy por el contrario, es al mismo tiempo un ser político, constantemente despierto ante los desgarradores, ardientes o dulces sucesos del mundo, que se modela todo entero a imagen de ellos. ¿Cómo sería posible desinteresarse de los otros hombres, y en virtud de qué negligencia marfilina es posible separarse de una vida que ellos entregan tan copiosamente? No, la pintura no está hecha para decorar los departamentos. Es un instrumento de guerra ofensiva y defensiva contra el enemigo."

Y mi frase favorita, del autor de Madame Bovary, Gustave Flaubert (1821-1880): "La raza de los gladiadores no ha muerto; todo artista es uno de ellos." Gracias por su atención.

Para Pinto mi raya, Elizabeth Romero.

 

Siempre te recordaremos, querida Elizabeth, gladiadora en toda la extensión de la palabra.

 

Mónica Mayer, 3 de abril de 2017

 

Viernes, 31 Marzo 2017 12:44

ARCHIVA: LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

Escrito por

 IMG 3245

¿Cómo sé si una pieza ya está terminada?

En los dibujos es difícil determinar ese momento preciso en el que ni les falta ni les sobra y la decisión es intuitiva más que racional.

Con las obras vivas, acciones o piezas de práctica social (como les llaman hoy), de esas de larga duración que tanto me gusta hacer, mi decisión tiene que ver con cuestiones de ética o contexto.

Y sí, a veces me engolosino con los dibujos o las acciones y no quiero acabar aunque la pieza me esté suplicando a gritos que la suelte.

Hoy ARCHIVA: Obras maestras del arte feminista en México, que es uno de los componentes del proyecto Visita al Archivo de Ana Victoria Jiménez que empecé en 2013, llega a su fin. Desde mediados del año pasado me lo había planteado aquí, en el blog, pero este año sucumbí y apareció de nuevo.

 MG 5467Foto Yuruen Lerma

Esta pieza empezó con la creación del archivo mismo, que incluye fichas de 74 artistas feministas y una acción de larga duración que ha incluido apariciones en el IX Encuentro Nacional Feminista en 2013, un proyecto en el Museo de la Mujer que incluyó taller, exposición, conferencia/performance y donación de materiales, una conferencia/performance en el MUAC y donación de materiales, una conferencia/performance en 15 universidades en la CDMX (UACM, Universidad Iberoamericana, La Esmeralda), en varios Estados, entre ellos Hidalgo, Morelos, Veracruz, San Luis Potosí, Baja California, Aguascalientes, Oaxaca e incluso en otros países, como Costa Rica.

Cuando la presenté en la UAEM en Morelos en 2016 me di cuenta que el proyecto había dado toda la vuelta y su fin se acercaba. Como lo digo en la entrada de esa presentación de Archiva: “cuando empecé esta pieza, durante mi primer conferencia de ARCHIVA en el MUAC, a la hora de las preguntas una joven comentó que le costaba trabajo promoverse como artista, a lo que le respondí que a mí también, que a mis 60 años no había tenido una retrospectiva aún. A la hora de la comida, con Lourdes Méndez, Xavier Arakistain, Cuauhtémoc Medina, Karen Cordero y las Guerilla Girls, empezamos a cocinar la idea de mi exposición retrospectiva, que acabó siendo Si tiene dudas…pregunte: una exposición retrocolectiva de Mónica Mayer, que actualmente se presenta en el MUAC. Al platicar esto en la UAEM, me cayó el veinte de que plantee una pieza para promover a las artistas y al visibilizar el trabajo de todas, acabé ayudándome a mí misma.”

Ese debió haber sido el final de la pieza. Un círculo redondo que empezó planteándome visibilizar el trabajo de las artistas y terminó con la presentación del mío en el MUAC, uno de los espacios en donde originalmente hablé de este problema  

16299085 10154198753290308 8304658739891620035 n 

Sin embargo, el 25 de enero de 2017 me invitaron a dar una conferencia al plantel San Lorenzo Tezonco en la UACM para inaugurar el Diplomado en Estudios Feministas desde América Latina y presenté Archiva.  

 ibero 17309956 10212401027079730 1649711760263488387 o

Foto Daniel Benítez

El 21 de marzo me invitaron a la Universidad Iberoamericana a participar en la II Semana de Género, Arte y Diversidad y también presenté Archiva.

Al terminar esta, la última presentación de ARCHIVA, me di cuenta que la pieza ya llegó a su fin, aunque la lucha por visibilizar a las artistas no. Es posible que desarrolle otra pieza sobre el tema pero hoy guardo el delantal y termino el índice de su documentación.

Como breve adelanto, les platico que creo que lo mismo va a pasar con El Tendedero….

 

Mónica Mayer, 2017

 b400ee21254cd82551d7687f14021491

Texto leído en la presentación del Improbables de Vicky Nizri y Marianela de la Hoz y publicado por Ediciones Acapulco, en el Claustro de Sor Juana. 16 de marzo de 2017. En la mesa participaron la artista, la autora, la crítica de arte María Helena Noval y el escritor Rodrigo Garnica y recién archivado en el Archivo de Pinto mi Raya.

Antes que nada, gracias por la invitación a presentar Improbables de Vicky Nizri y Marianela de la Hoz. Me da mucho gusto que exista este libro por varias razones, así como estar en este maravilloso lugar en tan grata compañía para hablar de él:

a) En primer lugar, creo que todos sabemos lo difícil que es publicar un libro, por lo que presentarlos es celebrar un pequeño milagro y siempre lo hago con gusto.     

 b) Pero además, tenía curiosidad porque en 2015 Víctor Lerma y yo fuimos a San Diego a visitar a Vicky y a Daniel, nos reunimos con Marianela y me platicaron de sus planes. Tenía mucha curiosidad de saber en qué había terminado este encuentro entre el trabajo de la pintora y el de la escritora y, como saben, a los presentadores nos toca una copia antes que al público, así es que acepté de volada para tenerlo entre mis manos.

 c) Por último, me interesan mucho los proyectos que unen arte y texto, una larga y fructífera tradición. Improbables no es la excepción y me ha dado mucho en qué pensar, pero sólo compartiré 3 ideas brevemente para que tengamos tiempo de armar la chorcha.

1.- Lo primero que hizo este libro fue sorprenderme. Temo decirles que IMPROBABLES es un libro engañoso que debería tener una advertencia estampada en la portada que diga: ¡Cuidado! Este libro de apariencia aparentemente tranquila y ordenada, diseñado con delicadeza por Selva Hernández, lo puede sacudir de muchas maneras. En él encontrará imágenes y textos bordados con sutilezas casi obsesivas y un virtuosismo denso, pero los temas que aborda son terribles, ásperos, crudos, crueles y hasta sórdidos. Estos textos y estas imágenes desnudan y desmenuzan situaciones, sensaciones y sentimientos sin clemencia. No lo abra antes de dormir…. Es posible que no lo logre.

Pero lo sorprendente, lo difícil de lograr, es el equilibrio que muestra la publicación ya que tanto Nizri como de la Hoz, cada una desde su lenguaje, incurre en el juego perverso de decirnos cosas terribles de manera hermosa. Hay concordancia y esto no se logra tan fácilmente en los encuentros entre arte y literatura, especialmente cuando ambas creadoras trabajaron por su cuenta y no en función una de la otra. Es un diálogo entre iguales.  

2.- Después me desconcertó. Por un lado veía cada imagen con detenimiento, siguiendo la narrativa de sus personajes, pero dejándome arrastrar por la resolución de aspectos formales como los planos, las perspectivas o los tonos, que cuentan su propia historia. Son pinturas complejas. Por el otro, leía los textos y me dejaba arrastrar por su lenguaje sabio, aunque con frecuencia impertinente. Pero cuando se juntaban en mi cerebro el texto y la imagen, era como ponerle bicarbonato a un vaso de vinagre. Hacían erupción. Sin ser hechos los unos para los otros, juntos son más que la suma de sus partes. Me sigue intrigando que conexión que existe entre estas dos mujeres que devino en este libro.

3.- Al final, el libro me dejó insatisfecha, con ganas de más. Quizá más que insatisfecha, que suena a que no me gustó, diría que me dejó deseosa. Me dejó con ganas de acercarme a su lectura de otras formas. Por ejemplo, los textos son tan sonoros que los leía con los ojos, pero mi boca empezaba a moverse queriendo escucharlos. Quiero que me lo lean en voz alta. También veía las pinturas y quería arrancarlas del libro para tener frente a mí los originales. Las pensaba chicas o enormes. Las imaginaba como escenas. Leerlo hizo que se me ocurrieran versiones expandidas del libro. Lo veía como película, como performance y como instalación. Cuando esto me pasa, sé que el libro me tocó una fibra profunda que quizá ni siquiera acabo de entender.

Lo último que hice fue plantearme un experimento para ver si yo también me ponía en sintonía con la autora y la pintora. Decidí jugar con ellas al azar, leyendo un solo cuento y viendo una sola imagen cada noche, para ver si de puritita chiripa, hacían eco con algo que me hubiera sucedido ese día. Me temo que fue un fracaso total porque me picaba y me seguía con tres o cuatro cuentos.

Por ello, más que concluir, me voy directo a una petición para Vicki y Marianela: por favor cuéntenme cómo se les ocurrió este libro, cuál fue el proceso, qué las unió y qué les cambió. A lo mejor, como suele suceder en el arte, logro ver un poco de ese proceso profundo del que este libro es simplemente registro.

 

Mónica Mayer

Marzo 2017

Sábado, 18 Marzo 2017 13:01

EL ÍNDICE DEL TOUR

Escrito por

EL TOUR es parte del proyecto Visita al archivo de Pinto mi Raya que he venido realizando como parte de una pieza de largo aliento llamada De Archivos y Redes que se documenta en este blog desde enero de 2012.

A lo largo de los siguientes capítulos podrán ver y leer una amplia documentación de este performance que hasta ahora cuenta con 3 versiones: El Tour, Si tiene dudas y El Tour. Versión 3.1.

EL TOUR

El objetivo de El Tour es dar a conocer cinco documentos sobre el arte feminista que se encuentran en el archivo de Pinto mi Raya y jugar con las tensiones que se dan entre archivo y repertorio

La explicación

Los preparativos

Parada # 1. Cecilia

Parada # 2. Polvo de Gallina Negra

Parada # 3. Las Majas

Parada # 4. Mujer x Mujer

Parada # 5. Archiva

El Tour: Versión #2

El Tour: Versión #3

Esta versión se llevó a cabo en el archivo de Pinto mi Raya.

 

SI TIENE DUDAS…

Este componente del proyecto se llevó a cabo en 54 ocasiones en el Museo Universitario Arte Contemporáneo durante mi exposición retrocolectiva.

 

EL TOUR: VERSIÓN #3.1. NMWA

Este componente se llevó a cabo en noviembre de 2016 en Pinto mi Raya.

 

EL TOUR DE LA UDEM

Este componente se llevó a cabo el 8 de febrero de 2017 en Pinto mi Raya.